Historia

Hace cincuenta años…

Un grupo de hombres decidió emprender una aventura que, impulsada por el gusto por el golf, los llevó mucho más allá de los límites de este deporte.

El primer reto consistió en reverdecer y dar forma a la entonces tierra llana para convertirla en un verdadero campo de golf, ambicioso proyecto en sí mismo al que se sumó la planeación y construcción de la primera Casa Club.

Cuidando todos los detalles de organización y ejecución de esta magna obra, tuvo lugar la inauguración formal de la Institución para satisfacción y beneplácito de sus Fundadores, de sus primeros Directivos y Socios, así como de Colonos y Gobierno Municipal.

Con el paso de los años, Bellavista fue creciendo y adquiriendo un carácter más social, se convirtió en un punto de encuentro no solamente para hacer deporte sino para construir relaciones entre sus socios, transformándose así mismo, en un núcleo de interacción familiar.

La Institución logró posicionarse como uno de los mejores Clubes Deportivos y sociales de la décadas de los 60, visitado constantemente por sus socios y por personalidades destacadas.

En esta historia de mas de cinco décadas, son muchos los que han participando en los retos y consolidar el crecimiento de

nuestro Club, nuestros fundadores: Rosendo Gervitz, José Belkind, José Fleischer, Suña Gershenson, Pedro Gerson, George Halpern, Fernando Katz, Manuel Klachky, Harry Krantzberg, Cima Lulka, Salomón Lulka, Marcus Maus, David Phillips, José Steider, Jorge Baram, Elías Sacal y Miguel Sigal que viven ya en la memoria de nuestro Club y también quienes continúan escribiendo esta historia: Salomón Krinsky. Todos y cada uno de ellos, piezas fundamentales en el pasado y presente de nuestra Institución.

A lo largo de cincuenta años, la tarea fundamental de nuestro Club ha sido el campo de golf, con un entorno óptimo para disfrutar al máximo de la estancia, creando espacios para la práctica múltiple de actividades deportivas en las que, por supuesto, no faltaban los torneos internos y nacionales de golf, las recreativas como: gimnasio, albercas, áreas verdes, juegos, y actividades infantiles, cancha de tenis, pista de jogging, la propia casa Club que da la bienvenida a quien nos visita con una impactante obra de arte: el mural realizado en cristal que evoca nuestro magnífico Campo de Golf; un edificio para el uso exclusivo de niños y jóvenes; los diversos bares y salones de usos múltiples para conferencia o reuniones que hacen de nuestro Club un ejemplo de la arquitectura Contemporánea.

Por supuesto, obligado es mencionar a nuestros socios, el eslabón más trascendental en esta historia: aquellos que hicieron el Club su segundo hogar; y quienes han hecho de su participación deportiva, social y cultural en el Club toda una tradición… Nuestra Familia Bellavista.